viernes, 1 de mayo de 2009

¿Vas al Wal*Mart o a la Comer?

Como todos los miércoles, fui a la Mega-Comercial-Mexicana cerca de la casa a comprar frutas y verduras en el famoso miércoles de plaza. Por supuesto, llevé mi tapabocas. Cuál no sería mi sorpresa descubrir que las actividades se realizaban como en cualquier otro día. ¿Y la alerta de influenza A/H1N1? Bien, gracias. La gente fue al super sin protección alguna, ni siquiera los empleados los utilizaban, tampoco los empacadores voluntarios. Lo primero que hice al llegar fue vaciar las bolsas en la mesa, tirar las bolsas a la basura, y lavarme las manos y la cara. Sí, ya sé: sólo los paranoicos sobreviven. Quedé con ganas de no volver.

Ayer jueves fui al Wal*Mart. Los clientes eran igual de descuidados: muy pocos tapabocas, pero la empresa ¡que comparación! Me desinfectaron el carrito (no todo, sólo la agarradera). Me dieron unos guantes desechables. Me dieron un folleto informativo sobre la Influenza. Todos los empleados usaban tapabocas, también las cajeras. No había empacadores voluntarios: seguramente porque la vasta mayoría son menores de edad (o tal vez por ser día del niño). Por supuesto, llegando a la casa también tomé las mismas medidas de precaución. La diferencia: quedé con ganas de regresar.

Y luego nos preguntamos por qué las empresas extranjeras progresan mientras que las empresas mexicanas están destinadas al fracaso.

¿Y tu? ¿Vas al Wal*Mart o a la Comer?
Publicar un comentario