lunes, 8 de julio de 2013

Fedora 19

Por fin he terminado de actualizar los equipos a Fedora 19 (Schrödinger's Cat). Todos maullan muy bonito :-) Excepto, claro, los gatos que están muertos- o al menos apagados :-P

De entrada no parece haber nada revolucionario. Si acaso para los equipos de bajo nivel el regreso del entorno de escritorio clásico GNOME-2 bajo el nombre de MATE (*che boludo).

Ahora a desahogarse. Sigo sin entender el «nuevo» concepto del Anaconda. En particular para realizar una instalación cuando ya tienes Fedora. Más aún: cuando Fedora son tus únicos sistemas operativos. Sí, tengo instalados dos Fedora: la versión más nueva, y una versión anterior. Totalmente libre de Windows. Y lo vengo haciendo desde Fedora Core 1.

Si bien es cierto que desde la versión 18 Anaconda perdió la habilidad de actualizar una instalación previa, es una habilidad que siempre dejó mucho que desear y por lo tanto una habilidad despreciada a favor de una instalación nueva en un volumen lógico preexistente para tal propósito. Un volumen lógico para el sistema de archivos /home aseguraba una transición dócil entre versión y versión. Si algo no funcionaba bien en la nueva versión (como cuando dejaba de funcionar quake3) bastaba con reiniciar el equipo solicitando al GRUB arrancar la versión anterior.

Pero el nuevo Anaconda insiste en destruir la configuración anterior. De entrada pretende reclamar el volumen físico. ¡De ninguna manera! Luego, en el menú avanzado uno trata de realizar la configuración deseada y los quehaceres gráficos se cuatrapean. Al menos eso funcionaba en el Fedora 18, aunque era igual de incomprensible (RTFM).

Para no hacer el cuento largo, terminé instalando una máquina virtual. Luego, como si se tratara de una Raspberry Pi, copié el sistema de archivos raíz en el volumen lógico predestinado. Un par de órdenes en el entorno de rescate para recuperar las cuentas de usuario y la capacidad de arranque y ¡Listo!

Casi estoy seguro que será imposible instalar Fedora 19 en la computadora que el IER-UNAM me presta para trabajar. Al menos con Anaconda. 4 discos duros, 5 dispositivos RAID-1, 3 volúmenes físicos, 1 grupo de volúmenes, 3 volúmenes lógicos, y 1 sistema de archivos cifrado con LUKS. Tal vez FedUp sea capaz de actualizar F17, mientras conservo F18. Por si acaso.

Publicar un comentario