viernes, 13 de junio de 2014

Hoy juega la decepción nacional de fútbol.

Ni se hagan ilusiones. Veamos el desempeño de la Selección Mexicana de Fútbol.
La primera participación de México en la Copa Mundial de Futbol fue en la primera edición en Uruguay 1930, participación por demás decepcionante: en la última posición (de 13), con cero puntos y una diferencia de goles de -9, sólo superada por la participación en Argentina 1978, en la misma última posición (de 16), con la misma ausencia de puntos y -10 goles de diferencia.
Pero aún más vergonzosa ha sido (y esperemos que será) la no participación de México en Italia 1990, debido al escándalo de Los cachirules.
En el otro extremo, la mejor participación consiste en ser eliminados en la ronda de cuartos de final, por la vía de los penalties. Con un registro invicto de tres partidos ganados y dos empatados, nos permitió obtener la sexta posición (de 24). México 86, el mundo hundido por un deudón.
La segunda mejor actuación, otra sexta posición (de 16) en cuartos de final, es en México 70, con un registro de dos partidos ganados, uno empatado y uno perdido. Deberíamos organizar mundiales más seguido.
En épocas modernas del fútbol nacional, después de Los Cachirules y fuera del territorio nacional, la mejor participación es la del 2002, en Corea del Sur/Japón, con un desempeño de dos partidos ganados, uno empatado y uno perdido; el cual nos hizo acreedores a la décimoprimera posición (de 32). El resto de las ocasiones, aunque si bien es cierto que se ha superado la ronda de grupos, la decepción nacional cuando mucho sólo ha ganado un (1) partido.
Mi pronóstico pesimista: el destino de la decepción nacional estará sellado en dos partidos.
Mi pronóstico optimista: se juegan cuatro partidos y se obtienen 4 de 12 puntos posibles.
Publicar un comentario