martes, 3 de noviembre de 2015

Cuidados después de una operación de la columna

1. No cargar objetos de más de 4 kilogramos
2. No hacer movimientos de torsión
3. No hacer movimientos de flexión

Una jarra de agua de 2 litros se siente muy pesada, cuánto más una laptop que pesa casi 4 kilogramos. Sin contar accesorios.

Normalmente uno no se da cuenta cuántos movimientos de torsión se realizan para alcanzar las cosas: un vaso de agua, el teléfono, los lentes... pero los más difíciles son para sentarse y levantarse de una silla o de la cama.

En cuanto a los movimientos de flexión sobra decir que no es posible abrocharse las agujetas, y que muchos objetos cotidianos como un lavamanos están más cerca del piso de lo que uno hubiera pensado.

Continuará ...

Publicar un comentario