jueves, 5 de febrero de 2009

Buscando al cometa C/2007 N3 Lulin

¿Quién dice que uno no puede agregar nuevos vicios a los ya existentes?

Sigo jugando con mi poderoso telescopio newtoniano de 67mm con montura ecuatorial, esta vez, tratando de encontrar al cometa C/2007 N3 Lulin.

La característica más interesante de este cometa es su órbita. Lulin está avanzando en la dirección opuesta a la dirección de los planetas, de modo que su velocidad aparente será bastante rápida. Las estimaciones son que se mueve alrededor de 5 grados por día a través del cielo, de modo que cuando se observe con un telescopio o unos binoculares, es posible que se pueda ver el movimiento aparente del cometa contra el fondo de estrellas. Se espera que el máximo acercamiento del cometa a la Tierra por el 24 de febrero. Es posible que Lulin se pueda ver a simple vista en las zonas rurales, (tal vez en la magnitud 5 o 6).

Utilizando Stellarium y los datos del cometa en estos días se encuentra por la constelación de Libra. En forma más precisa, por la estrella alfa de Libra. (¿Se dice libra-alpha?).

Mi primera preocupación fue si sería capaz de reconocer las constelaciones en el cielo. A diferencia de Orión (que es la constelación más conocida, con muchas estrellas y fácilmente localizable en el cielo del invierno), nunca había tratado de localizar a Libra, cinco estrellas no muy brillantes. Afortunadamente queda bastante cerca de la constelación del Escorpión, que tiene a Antares, una super gigante roja; y Virgo con Spica. Utilizando como última referencia a Arcturus en Bootis esperaba no perderme.

Así que me levanté (no tan) temprano para tratar de localizar el cometa.

Una vez más: suerte de principiante. El cielo estaba despejado y las estrellas de referencia claramente visibles. Encontré a Libra fácilmente, y a la estrella Lib:Alp2. El cometa debería estar por allí dentro. Sin embargo, no pude localizarlo. :-( Ya comenzaba a amanecer, y aunque el Sol aún no salía, ya podía verse el alba. Así que aproveché para dar un último vistazo: apunté hacia Saturno. No cabe duda: tiene no se qué que qué se yo. Es la joya del Sistema Solar.

Mañana me levantaré más temprano, antes que el cometa deje las imediaciones de Libra y no tenga una referencia clara de su ubicación.
Publicar un comentario