lunes, 23 de febrero de 2009

¡Ví el cometa!

Anoche logré ver el cometa C/2007 N3 Lulin, muy cerca de Leo 89, tal y como lo indicaban Stellarium y AstroInfo.

Subí a la azotea como a las 22:00 para dar un vistazo al cielo. A diferencia de las tres noches anteriores, el domingo por la noche era una noche clara y despejada. Orión se veía sin problemas y polaris también. Bajé por el telescopio y procedí a instalarme.

Encontrar el cometa fué mucho más difícil de lo que yo había pensado.

Utilicé a Saturno como referencia. Primero utilizando las coordenadas de Saturno en 11h25m/6°13' y las de Leo 89 en 11h35m/3°. Por supuesto que el telescopio es incapaz de dar con precisión las coordenadas mencionadas, pero al menos lo intenté. Después de jugar un rato con la declinación y la A.R. no encontré nada :-(

Regresé a Saturno -que bien se siente encontrar un ojecto conocido. Esta vez intenté moviendo la ascención recta. Cerca de Saturno estaba Leo Sigma, así que para el otro lado debería encontrar Virgo Nu. A al mitad del camino de regreso debería parar y mover la declinación unos tres grados. Tampoco encontré nada :-(

En un último intento regresé a Saturno, esta vez para avanzar primero en la declinación y luego en la A.R. Primero brinqué a un par de estrellas cerca de Saturno (HP55733 y HP55778). Luego seguí moviendo la declinación hasta encontrar a Leo 80 y terminar en Leo Tau, junto con otras estrellas. Ahora sí, era tiempo de cambiar la A.R.

Y de pronto, ví lo que me pareció ser una manchita de luz. Sí. Era una mancha. Una pequeña mancha. Eran las 23:36.

Cambié al ocular de 10mm, y se me olvidó que hay que re-enfocar. ¡¿Cómo se puede enfocar una mancha?! Regresé al ocular de 20mm, y la manchita seguía por allí. Escogí una estrella (creo que era HP56598) y cambié el ocular. La enfoqué, y luego busqué la manchita. Allí estaba. Sí, era una mancha de luz. A veces me parecía ver un puntito en el centro de la mancha -no se si realmente lo ví o si más bien tenía yo ganas de verlo. ¿Sería el cometa? Tal vez. Es raro ver una mancha de luz cuando lo único que había visto en los últimos 90 minutos eran puntitos de luz.

Estuve observando la mancha por un rato. Sí. La mancha se movía. Cada vez era más fácil encontrar las estrellas cercanas. ¡Era el cometa!

Aunque por una parte, me sentí contento de poder localizar al cometa con mi poderoso telescopio newtoniano de 76mm por otra parte no podía sentir sino un poco de desencanto al observar solamente una mancha. Claro que con este pequeño telescopio tampoco esperaba ver muchos detalles, como la anti-cauda. Pero la mancha era la coma del cometa. La cauda, mucho más débil, no puede observarse.

Como ya era media noche levanté mi humilde observatorio astronómico y me fuí a dormir. Esta noche lo intentaré otra vez, si el tiempo lo permite.

Más información del cometa en La Wikipedia.
Publicar un comentario